PIEDRA MADERA: esta roca merece un párrafo aparte, debido a su impactante similitud con la madera, tal es así que algunos la denominan madera petrificada, esta es una arenisca o cuarcita, con nódulos de óxidos de hierro, con un alto grado de compactación natural, muy resistente a los agentes químicos y al desgaste superficial debido a su composición. Se puede utilizar tanto en interiores como en exteriores, ya sea en pisos o muros, en medidas de 35 de ancho máximo, con largos variables, en espesores de 1cm, hasta planchas para la fabricación de complementos como ser vanitorios de 2 cm de esp. Con bordes y molduras especiales. Su mantenimiento es muy sencillo, ya que no requiere nada especial, solo aplicaciones de cera esporádicamente, si es de gusto del usuario, lograr brillos superiores a los que esta piedra llega por sí sola en los procesos de pulido industriales. según el gusto del usuario.